934583706 info@proasasl.com

Elimina las barreras arquitectónicas de tu negocio

¿Tiene tu negocio barreras arquitectónicas?

¿Te preocupa que las personas con movilidad reducida no puedan acceder o moverse con total comodidad en tu establecimiento?

Hoy te contamos qué tipo de barreras arquitectónicas existen y te damos algunos consejos para poder eliminarlas en tu local para cumplir con la normativa.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de “barreras arquitectónicas”?

Una barrera arquitectónica es cualquier obstáculo que afecte a la movilidad de las personas, impidiendo su acceso o libertad de movimientos dentro de un determinado espacio.

Elementos arquitectónicos como escaleras, puertas o pasillos estrechos.

Instalaciones no adaptadas como lavamanos o inodoros.

Falta de barandillas u otros elementos

Todo ello puede dificultar la movilidad, el uso de las instalaciones e incluso provocar accidentes.

Eliminar las barreras arquitectónicas es hoy por hoy una norma de obligado cumplimiento en todas las edificaciones. Imagen: Unsplash

Cuando hablamos de “eliminación de barreras arquitectónicas” nos referimos a esos cambios que se producen en la estructura de un edificio o local comercial.

Estos cambios se producen con la finalidad de adaptar esos espacios a las personas con movilidad reducida.

Así pues, a la hora de pensar en el interior de un local, debemos tener en cuenta que los espacios sean adecuados para todos nuestros clientes.

Tipos de barreras arquitectónicas

Algunas de las barreras arquitectónicas más comunes en un local comercial pueden ser:

Barreras verticales: Elevaciones, bordillos o escaleras suponen un claro obstáculo para aquellas personas que van en silla de ruedas.

En caso de tramos cortos de escalera, podemos dividir el espacio añadiendo una rampa.

En locales con más de una altura, será necesario instalar un ascensor adaptado.

Si no disponemos de espacio o contamos con un presupuesto más ajustado, podemos optar por una plataforma salva escaleras.

Barreras horizontales: Anchos de paso insuficientes en puertas y pasillos a menudo se convierten en obstáculos insalvables para algunas personas. En estos casos, deberíamos ensanchar estas entradas o accesos.

Barreras espaciales: Disponer los muebles, mostradores y estanterías adecuadamente para permitir un correcto flujo de movimiento de las personas con movilidad limitada.

Barreras sensoriales: Iluminación escasa o excesiva, señalética mal ubicada o de difícil legibilidad. Problemas fáciles de solventar y que pueden facilitar a personas con dificultades de visión o audición la estancia en nuestro local.

Barreras ergonómicas: La instalación de elementos de ayuda como barandillas en los aseos, pomos adaptados, interruptores a la altura adecuada son aspectos que no debemos descuidar.

Las dificultades a las que debe hacer frente una persona con movilidad reducida o dificultades sensoriales son a veces mayores de lo que creemos y pueden incluso afectarles a nivel social y laboral.

Las dificultades a las que tiene que hacer frente una persona con movilidad reducida en su día a día son múltiples y complejas. Imagen: Unsplash

¿Qué nos dice la normativa al respecto?

La Administración Pública ha tomado cartas en el asunto con el objetivo de garantizar los derechos de todos los ciudadanos.

En especial de estos colectivos más vulnerables como pueden ser las personas mayores, personas con movilidad reducida o personas con discapacidad, garantizando sus derechos y libertades básicas.

Para ello, el ministerio de sanidad aprobó el 29 de noviembre de 2013, el Real Decreto Legislativo 1/2013, por que se aprobó la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

Esta normativa regula entre otras cuestiones, los derechos de accesibilidad y autonomía para las personas con movilidad reducida.

Con respecto a las edificaciones

A partir del 4 de diciembre de 2017, la eliminación de barreras arquitectónicas pasa a ser una obligación legal para los edificios tanto públicos como privados.

En caso de no cumplir con la normativa, las sanciones podrían oscilar entre los 30.000 al millón de euros, en aquellos casos muy graves.

Estas sanciones están recogidas en el artículo 95 del Real Decreto.

SOLICITA TU PRESUPUESTO GRATUITAMENTE

Cuéntanos tu proyecto, te asesoramos y valoramos su coste de la forma más ajustada posible.

¿Cómo podemos eliminar las barreras arquitectónicas de nuestro local comercial?

Antes de comenzar con el proceso de la eliminación de estas barreras arquitectónicas dentro de tu negocio o local comercial, es conveniente que revises con un profesional cuáles son aquellas zonas susceptibles de ser mejoradas para facilitar la accesibilidad.

Es probable que se deban realizar varias modificaciones tanto espaciales como de maniobra.

Por eso, te aconsejamos ponerte en manos de una empresa que te asesore para encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades específicas.

Además, la normativa puede variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres, del tamaño de tu local, de la actividad que desempeñes, etc…

Cada caso particular exige un análisis previo, por eso, nuestro consejo es que te pongas en manos de un profesional. Imagen: Pixabay,

¿Cómo podemos ayudarte a eliminar las barreras arquitectónicas en Proasa?

En Proasa Projectes i Obres S.L., somos expertos en la adaptación de locales comerciales a la nueva normativa.

Podemos ayudarte a eliminar las barreras arquitectónicas de tu local y asesorarte para poder adecuar el espacio.

Ponte en contacto con nosotros y SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO