934583706 info@proasasl.com

Consejos si quieres reformar un concesionario de vehículos

La reforma de un concesionario de vehículos requiere un especial cuidado no sólo en su ejecución. También en su planificación, debido a las peculiaridades del espacio.

Un concesionario de vehículos no es un espacio cualquiera, ya que debe reunir una serie de requisitos, que habrá que tener siempre en cuenta. Por lo tanto, para reformar un concesionario habrá que llevar a cabo antes la planificación y concreción de las tareas a realizar de manera exhaustiva.

Generalmente situados a pie de calle, los concesionarios tienen unas características que los diferencian de manera notable de otros establecimientos.

Además, deben cumplir una serie de criterios para adecuarse a las exigencias de las marcas de los vehículos que venden.

Y estas no siempre son únicamente estéticas. Pero, aunque parece complicado, reformar un concesionario para que cumpla todos los requisitos que piden este tipo de locales no lo es tanto. Solo hay que seguir una serie de pautas y tener en cuenta varios consejos.

Reforma de concesionario Motos Bordoy

Reformar un concesionario: aspectos generales

En un concesionario de coches no habrá generalmente una única estancia. La principal, eso sí, será la que esté destinada a la exposición de los coches y otros vehículos en venta. También hay que tener en cuenta la existencia de otra adyacente, también de dimensiones generosas, en la que se reciben los vehículos y se revisan antes de pasarlos a la exposición, la zona de Taller.

Por descontado, el concesionario tendrá que contar con una zona de recepción y como mínimo un despacho.

También es necesaria una zona de archivo en la que se almacenará toda la documentación e información relacionada con el negocio.

Un aseo para clientes y otro para empleados y en algunos casos, una zona de vestuarios.

Todo esto hace que los locales que albergan un concesionario sean de un tamaño más que generoso. En ocasiones ocupan un edificio de dos plantas, únicamente para el concesionario.

En cualquier caso, la zona de exposición de los vehículos siempre ocupa la planta baja. Y siempre cuenta con grandes ventanales para que los vehículos expuestos puedan verse desde fuera.

Por tanto, la reforma de un concesionario exige grandes ventanas al exterior, así que no hay que olvidarse de ellas.

La exposición debe tratarse también de un espacio lo más diáfano posible. Tanto para dar sensación de amplitud como para facilitar las maniobras de los coches en su interior.

Por otro lado, su suelo debe ser de limpieza fácil, y a ser posible de un color no muy oscuro, pero tampoco de un tono en el que vaya a notarse cada pisada o cada huella de neumático. Por lo tanto, un suelo de baldosa en un tono gris medio puede ser adecuado.

También hay que tener en cuenta que este suelo debe ser resistente. Lo mismo que el de la zona donde se reciben, revisan y entregan los coches.

Por su parte, en la zona de taller, hay que contar con numerosos puntos donde conectar la maquinaria necesaria para la reparación de los vehículos.

Zonas de elevadores, zona de limpieza, deberán estar bien delimitadas aunque sin sacrificar los espacios abiertos, de forma que sin alzar muros se distingan las diferentes zonas perfectamente.

La salida a la calle: con rebaje

Para meter y sacar un vehículo de un concesionario hace falta que no exista un escalón ni un bordillo que dificulte su salida y entrada y pueda perjudicar a las ruedas. Por lo tanto, el punto por donde entren y salgan los coches al concesionario debe contar con un rebaje para un acceso cómodo.

Además, ese punto ha de tener unas puertas que se puedan abrir, y que tengan unas dimensiones una vez abiertas que permitan el acceso de vehículos.

En la mayoría de los casos, además, este rebaje de entrada de vehículos se legaliza como vado, de forma que no haya en ningún momento, ningún obstáculo para el movimiento de vehículos.

Nave Industrial Autolica en Terrassa

Espacio interior y directrices de la marca

Como hemos mencionado, en el concesionario ha de haber zonas más privadas, donde el público no tiene acceso, como son los vestuarios o aseos de personal. Estos espacios no necesariamente han de estar sujetos a las directrices de la marca en cuanto al diseño.

Por lo tanto, se pueden diseñar y decorar a gusto de los propietarios del concesionario. Eso sí, deben ser siempre cómodos, luminosos y funcionales.

Además de todo esto, no hay que olvidar todos los elementos de seguridad, como un sistema antiincendios y elementos de resistencia al fuego como puertas, proyectados, mortero y elementos de pladur, de los cuales la Empresa Instaladora deberá facilitar al dueño del local los correspondientes certificados y ensayos.

Eso sí, en caso de duda, lo más recomendable es recurrir a una empresa experta en la reforma de concesionarios, como Proasa. Tras muchos años de trabajo en el sector, podemos asesorar al cliente para facilitar la implementación del concesionario y evitar posibles imprevistos en el proceso.

Reforma concesionario Mercedes en Reus

NUESTRA EXPERIENCIA NOS AVALA

Deja tu proyecto en buenas manos, nuestros técnicos te ayudarán en todo lo necesario