934583706 info@proasasl.com

Consejos para una reforma de vivienda a tener en cuenta

Reformar una vivienda es un proceso de suma importancia no solo para el bienestar de quien vive en ella. También para su economía. Del éxito de su planificación y ejecución depende en muchos casos no solo un buen resultado. También que el presupuesto de una obra se dispare o se contenga e incluso rebaje. O que las obras de reforma de viviendas se dilaten en el tiempo o acaben en el tiempo previsto (o antes, si va todo como la seda).

Para conseguirlo hay que planificar cuidadosamente todo lo relacionado con la reforma. Por suerte, hay varios trucos que puede facilitar toda la operación e incidir en unos mejores resultados. Y también en un precio más ajustado, como veremos a continuación.

Reforma de viviendas: pasos previos

Para que la reforma de viviendas sea un proceso que se desarrolle lo mejor posible es conveniente tener ciertas cosas claras. Y también dar varios pasos antes de comenzarlas. Lo principal es tener claras las necesidades que tienen que cubrir los habitantes de la vivienda a reformar: habitaciones a destinar a dormitorios, distribución de la cocina, zonas de estudio y descanso, número de baños y aseos, etc. Si es necesario hacer cambios radicales, es aconsejable dibujar un plano de la nueva distribución de la casa, para lo que conviene no solo tomar medidas con detalle, sino también contar con la ayuda de un especialista.

También hay que tener en cuenta que no solo hay que encargar un presupuesto. Cada empresa de reformas tiene sus tarifas y proveedores, y puede opinar de manera distinta a la hora de abordar una reforma. Por lo tanto, es aconsejable solicitar varios presupuestos a diferentes empresas dedicadas a la reforma de viviendas. Una vez se tengan los presupuestos, se puede valorar cuál es el que se considera más aconsejable.

Cuando se tenga decidido el presupuesto que se aceptará, es conveniente formalizar un contrato de obra. Este debe reflejar, con el mayor detalle posible, todos los pasos a dar, con el objetivo de no dejar nada sujeto a interpretaciones. Además, se evitarán problemas.

También conviene conocer de antemano todos los permisos y licencias de obra y actividad que sea necesario solicitar, así como la cantidad de dinero aproximada que tocará pagar por ellos. Así se evitan sustos con el presupuesto. No hay que olvidarse de conocer cuándo deben solicitarse, para evitar que la obra pueda quedarse parada.

Que hacer durante las obras

Aunque la ejecución de las obras la deben realizar especialistas, no es conveniente desentenderse de ellas. Así, a pesar de que sea necesario distanciarse de ellas, es aconsejable estar siempre pendiente de su transcurso. Por ejemplo, aunque las obras obliguen a dejar la vivienda durante unas semanas, es aconsejable pasarse por la casa cada dos o tres días. Para ver cómo marcha todo. Así, si hay cualquier problema, no nos pillará por sorpresa.

Estar pendiente de la reforma también ofrece la posibilidad de agilizar los cambios que tengan que producirse. Ya sea porque las obras hagan necesarios cambios ante imprevistos, o porque los resultados no estén siendo satisfactorios. Que el propietario esté pendiente al máximo de cómo está transcurriendo la obra agiliza la toma de decisiones. Y mejorará notablemente la comunicación con la empresa de reformas.

También permite detectar defectos en la ejecución prácticamente en el mismo momento en que se produzcan. De esta manera, las reformas sufrirán el menor número de retrasos posible. Y no habrá esperas por parte de los operarios cuando surja una duda o un problema. Podrán consultar con los propietarios de la vivienda en todo momento. Estos, a su vez, agradecerán una comunicación fluida, que llevará a una mejor ejecución y a que los problemas se aborden cuanto antes. De otra manera, si se permite que los problemas crezcan y se hagan más complejos, no solo serán más complicados de solucionar. También llevarán con mayor probabilidad a enfados y malos entendidos.

En definitiva, para que la reforma de viviendas sea lo más ágil posible es conveniente no solo preparar todo lo relacionado con ellas con antelación. También tener presentes y preparados todos los factores externos que pueden influir en ella. Y sobre todo, mantener una vigilancia de la obra y una comunicación con la empresa de reformas fluida y constante.

DEJA TU PROYECTO EN BUENAS MANOS

Convierte tu proyecto de reforma en una buena experiencia.