934583706 info@proasasl.com

¿Cuánto cuesta renovar la instalación eléctrica de un negocio?

Cuando se acomete la reforma del local de un negocio, hay que tener en cuenta no sólo el aspecto exterior del mismo. En muchos casos, sobre todo si el edificio o la estancia tiene ya unos años, habrá que actuar también sobre los elementos que no se ven. Por ejemplo, si hace ya algunos años que no se ha cambiado la instalación de gas o la de agua, habrá que ver en qué estado está. Por si toca cambiarla. Pero también es posible que toque renovar la instalación eléctrica del local.

Esto será necesario en varios casos. Sobre todo, si la instalación no cumple con la normativa vigente. Este es un problema muy común en las instalaciones de muchas viviendas, locales comerciales, empresas, etc.

Por lo tanto, será necesaria la inspección de un técnico que determine si la instalación cumple con la normativa. Esto implica que, por ejemplo, el cuadro de luz no debe estar a menos de metro y medio ni más de dos metros del suelo. Tampoco en estancias de especial peligrosidad, como un baño.

Los conductores y canalizaciones deben cumplir otras normas, y el cableado debe estar protegido contra sobretensiones y cortocircuitos, entre otras medidas. Si el técnico indica que la instalación no cumple la normativa, habrá que cambiarla. De otra manera no se podrá obtener el boletín eléctrico o el boletín azul que valida la instalación en Catalunya.

Renovar la instalación eléctrica: a tener en cuenta

Antes de renovar la instalación eléctrica hay que tener en cuenta tanto su estado como el tipo de renovación que hay que realizar. Así, por ejemplo, en locales con instalaciones muy antiguas, los cables estarán a la vista, y en muchos casos será necesario hacer rozas en las paredes para colocar las canaletas por las que irán los cables. En otras ocasiones, las instalaciones eléctricas del local también serán antiguas y, aunque los cables no estén a la vista, también habrá que cambiar los conductos por los que van para ponerlos nuevos.

En estos casos también hay que hacer rozas con frecuencia, lo que hace que renovar la instalación eléctrica sea más caro. También que la obra sea mayor, por lo que conviene abordarla en el marco de una reforma integral del local en el que esté el negocio. Es posible que para ello sea necesaria la solicitud de una licencia de obra, lo que añade una tasa que pagar al presupuesto de la reforma. Si renovar la instalación eléctrica es una parte de la reforma a realizar, el permiso solicitado ya lo englobará todo.

Otro punto a tener en cuenta es la cantidad de elementos, aparte de cables y enchufes, que se necesitarán para renovar la instalación eléctrica del negocio. Por que al hacerlo no solo hay que cambiar cables y enchufes. También interruptores, llaves, cuadros de luz, etc. Entre ellos, en una instalación eléctrica hay: automáticos, protectores, temporizadores, detectores, cuadros eléctricos, cajas de empalme de cables, tubos para alojar los cables en su interior y cuadros de maniobra, además de distintos accesorios. El coste final de la renovación variará en función de los que necesitemos cambiar, y de cuántos tengamos que utilizar.

¿Cuánto puede costar la renovación?

En función de todo lo que hemos visto, renovar la instalación eléctrica de un negocio puede ser bastante variable. También de la extensión que tenga el local en el que se encuentra el negocio, o en el que se quiere instalar. Pero en general, tendrá un precio de entre 1.000 y 1.500 euros. A veces será un poco más, sobre todo si hay que hacer rozas y cambiar tubos, por lo que no hay que asustarse si el presupuesto se dispara hasta los 2.000 euros.

A esto habrá que sumarle las tasas para legalizar la instalación eléctrica.  Esto es, un procedimiento que llevan a cabo o la administración pública correspondiente o, en su nombre, la compañía encargada del suministro de la luz, verifican que la instalación, una vez renovada, cumple con las normas vigentes para este tipo de instalaciones.

En Catalunya, esto implica que habrá que obtener, por un por un lado el Certificado de instalación eléctrica (CIE). Por otro, el denominado Boletín Azul, exclusivo para esta comunidad. El primero es el documento que certifica que una instalación cumple con los requisitos para el suministro. Tiene un precio aproximado, sumando la tasa de puesta en servicio de la instalación, de unos 150 euros. Y una vigencia de 20 años.

El CIE hay que solicitarlo cuando se termina de renovar la instalación, o al hacer una nueva en el negocio. También si han pasado más de 20 años desde su obtención. Se encargará de revisar la instalación un electricista autorizado, y si todo es correcto emitirá el CIE. En cuanto al Boletín Azul (BRIE), es un complemento del CIE, y lo pide la distribuidora que haya en la zona para determinadas gestiones, de cara a agilizarlas. Tiene una vigencia de medio año y sirve para solventar reformas en la instalación eléctrica menos importantes.

El técnico inspector de la instalación se encargará de presentar los documentos correspondientes ante la administración pública de la comunidad autónoma. En Catalunya, hay que hacerlo ante Industria i Energia, lo que puede hacerse a través de esta web. Es probable que también sea necesario solicitar una autorización de modificación de la instalación. En Catalunya, por los trámites de puesta en servicio hay que abonar 32,8 euros (incluido en el coste del CIE).

SOLICITA TU PRESUPUESTO GRATUITAMENTE

Cuéntanos tu proyecto, te asesoramos y valoramos su coste de la forma más ajustada posible.